El eclipse: un suntuoso regalo de la mecánica celeste

Durante milenios, los eclipses han fascinado a personas de todo el mundo. En muchas civilizaciones es una manifestación ligada a los Dioses o a la espiritualidad, por lo que estos eventos se celebran con gran pasión. Si bien no todos están de acuerdo con la importancia de los eclipses, la mayoría de los científicos están de acuerdo en que tienen cierta influencia sobre nosotros y nuestro planeta. Aquí hay un ejemplo de los efectos de un eclipse solar en la mente, el cuerpo y el alma.


Efectos en la mente


Es un fenómeno que se explica por el aumento de nuestras frecuencias vibratorias, lo que conduce a un sentimiento de unidad con el universo y los elementos que lo componen.


Efectos en el cuerpo


Los eclipses son capaces de causar estragos en nuestros ciclos circadianos, que rigen nuestros hábitos diarios. No es raro que uno se sienta cansado, incluso letárgico, unos días antes de que se produzca un eclipse solar. Además, ¡los efectos de un eclipse solar en la mente, el cuerpo y el alma no son solo para los humanos!

Al observar el comportamiento de los animales antes y durante un eclipse solar o lunar, se ha observado que muchos de ellos tenían una actitud inusual. Las arañas, por ejemplo, tienden a desenredar sus telarañas antes del eclipse solar y solo las reconstruyen después del evento.


Efectos en el alma


Los eclipses son considerados eventos importantes por cualquier persona interesada en la espiritualidad. Para muchos, es un momento de meditación o de práctica de rituales. La glándula pineal, que está ligada a los ciclos circadianos, se activa y permite el despertar del tercer ojo.


Efectos mágicos

Unos días antes y después (unos 15 días) los efectos vibratorios energéticos del eclipse siguen activos.


Os paso un ritual sencillo para la prosperidad económica a realizar durante o después del eclipse:


-Rellenad un vaso de agua.


-Situar bajo el vaso una moneda o billete de euro o la moneda en curso del país.


-Situar una vela color amarillo a la izquierda del vaso y otra de color blanco a la derecha del vaso.


-Encender las velas durante el eclipse o en los días que siguen después del mismo, sin pasarse de los 15 días señalados anteriormente.


Oración a decir después de encender las velas:


“Por la bendición de la Madre Luna, del Padre Sol y el Poder de los Elementos, atraigo una corriente interminable de prosperidad para mi economía y vida material. Pido ayuda y apoyo por el bien de todos. Elevo mis pensamientos de agradecimiento al Universo por todo lo que me aporta. Que así se cumpla”.


Feliz Eclipse a tod@s.


José Luis Nuag





91 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo