FIESTA DEL SOLSTICIO DE VERANO, PORTAL ENERGÉTICO

La celebración de las 4 fiestas solares (equinoccios y solsticios) existían entre los pueblos autóctonos de la Europa prehistórica y es bastante probable que fuesen asimiladas por los conquistadores celtas que asentaron una sociedad cuyos fundamentos económicos eran de esencia agraria y pastoral.


Concretamente, la fiesta de San Juan, o Celebración del Solsticio de Verano se basan sobre los grandes principios permitiendo entrar en comunión con las fuerzas naturales y espirituales que el hombre interroga desde la noche de los tiempos permitiéndole “domesticar” los ciclos de la vida y de la muerte.


La San Juan, es una fiesta exterior donde todos los miembros de la Tribu o del lugar pueden reencontrarse para celebrar. Representa una festividad social permitiendo fraternizar, desde la época celta se viene celebrando los solsticios y equinoccio como fiestas mágicas que permiten en esos especiales momentos energéticos naturales, agradecer a la tierra y solicitar a las fuerzas de lo “invisible” la protección para las cosechas y las tribus.


Representa en su conjunto también, una fiesta espiritual, permitiendo integrar que después del crecimiento en Primavera llega el decrecimiento en Otoño, (tal como la Luna) observando que la vida reside en el equilibrio fundamental entre las fuerzas naturales, humanas y sagradas.


En el periodo calendar es el momento donde la Tierra presenta su polo norte al sol y esconde su polo Sur. De esta manera, el Solsticio de Verano corresponde al día más del año y la noche más corta, en el hemisferio Norte. A la inversa para el solsticio de invierno, representa la noche más larga y el día más corto, 21 o 22 de diciembre. No obstante, la fiesta de San Juan es celebrada comúnmente el 24 de junio.


El origen de esta práctica está directamente ligada al culto del Sol. Los rituales solsticiales son objetos de importantes manifestaciones comunitarias: fuegos rituales, baños en aguas de mar o ríos, recogida mágica de plantas y hierbas y otras prácticas mágicas con el elemento Fuego.


El origen proviene de cultos prehistórico como lo hemos señalado más arriba y celtas, germánicos y nórdicos posteriormente. Pero debemos tener en cuenta que en Siria y la antigua Fenicia el solsticio daba lugar igualmente a una gran fiesta en honor de Tammuz. Según Plinio el Viejo, los Romanos celebraban también el solsticio de verano con grandes braseros. En Liguria, al menos dos montañas llevan el nombre de un dios solar.


Los pueblos de Rusia y del este celebraban San Juan en honor a Yvan Koupalo, el dios del sol, de la reencarnación y de purificación.


Luego, la Iglesia Católica cristianizó las prácticas paganas reemplazando a los dioses paganos con santos y prohibiendo los baños nocturnos y las prácticas mágicas. Así, en el siglo V, la Francia católica sustituyó la celebración pagana del solsticio por Saint- Jean Baptiste.


En la religión cristiana, Juan el Bautista es primo de Jesús. Bautizaba a la gente en el río Jordán al anunciar la llegada del reino de Dios. La elección de la iglesia para reemplazar la fiesta de Koupalo por san juan no es trivial, porque en eslavo Yvan significa Juan y Koupalo baños.


En la Bretaña francesa, país donde los muertos están siempre más presentes que en otras partes, se disponían asientos alrededor del fuego para que las sombras de los difuntos vinieran sentarse, oír los cantos y contemplar las danzas.


Las hierbas y plantas nos transmiten en esta noche especial todas sus virtudes mágicas. Se pueden recolectar durante una semana, agradeciéndole siempre, a la hora de recogerla, su participación energética al uso que se le vaya a dar.


LAS 7 HIERBAS MÁGICAS DE SAN JUAN:


Milenrama

Artemisa

Siempreviva

Hiedra

Margarita salvaje:

Hipérico o “hierba de San Juan”

Salvia


*** Puedes hacer un saquito amuleto con ellas y llevarlo encima.

Entre otras cualidades medicinales, estas hierbas protegen de maleficios y envidias.


SIMBOLISMO DE LA “ESCOBA MÁGICA BRUJERIL”


Según la tradición del folclore, este instrumento encantado otorga a las brujas el poder de volar. Pero muy lejos del folclore puro, este paseo con la escoba, retoma un mito muy antiguo y simboliza la separación del cuerpo y la mente. Las especies de madera utilizadas tienen un significado esotérico: el mango de fresno representa el elemento Aire, los eslabones que fijan el cepillo al mango son de sauce, en homenaje a la Luna y la niebla, las ramitas son de abedul, representan un bosque sagrado para la diosa Tierra y a su elemento. En cuanto al mango, está recubierto de ungüentos “muy específicos y alquímicos” para permitir el trance necesario en este viaje de la mente.







EJERCICIO PARA TI


“CRUZA EL PORTAL ENERGÉTICO DEL SOLSTICIO DE VERANO”


Necesitaras 2 velas, una de color amarillo o naranja y otra de color verde.


El amarillo representa al Sol y el verde el nuevo sendero después de cruzar el “Portal energético”.


Sitúalas frente a ti como si fueran dos columnas simbolizando una puerta de entrada. Enciendes las dos velas, pon tu atención sobre tu respiración unos minutos para aclamar la eventual agitación mental, respira profundamente varias veces y lee en voz alta la oración pensando en tu nuevo sendero donde te acompañan Belenos y Brigantia.

· Belenos es un dios solar que encarna el brillo del sol, su fuerza es vital y creadora: forma parte pues de las grandes divinidades de la vegetación y gestiona el crecimiento de los vegetales, notablemente de las plantas medicinales.


· Brigantia, patrona de los Bardos es igualmente guardiana del Awen,y permite la canalización al trance del Bardo y del Druida. Es portadora del Agua de Luz y la Llama Creadora.

ORACIÓN


“Oh tu fuente de Luz, Fuente de toda vida


Recibe mi ofrenda en palabras en este día del Solsticio de Verano. Abro mi corazón a tu amor, a tu bondad y compasión.

Ayúdame a liberarme de mi sufrimiento, de mis dudas, de mí no amor.

Ayúdame a amarme un poco más cada día, Para celebrar la vida y la luz que brilla en mí.


Ayudadme a cruzar este pasaje hacia vuestro resplandor de Luz, Belenos y Brigantia, Señor y Señora de la Luz que vuestro manto protector me envuelva.


Por el fuego eterno de tu Amor, por esta llama, cruzo el pasaje que se abre frente a mí.

Avanzo en esta nueva vía con confianza y amor renovado. Me aseguro de nutrir esta luz, este fuego purificador, en mi corazón,

Me uno también a la energía positiva planetaria, para dejar atrás todas las penurias de la pandemia que ha azotado a la humanidad y se restablezca la salud y la armonía para todos.


En la conciencia de mi presencia en Madre Tierra, que así se cumpla”.


Deja que se consuman las velas, no las apagues.


Feliz solsticio de Verano 2021


Archidruida José Luis Nuag


57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo