LUNA DE LOBO


Hoy jueves, día 28 de enero, tendrá lugar la primera luna llena del año.


En las antiguas civilizaciones, los pueblos nativos crearon los nombres de las lunas llenas del año, a las cuales le atribuyeron “nombres de luna” y connotaciones místicas que, a lo largo del tiempo acabaron siendo adoptados por la casi totalidad de las culturas.

Los Celtas adoraban la luna como divinidad y creían firmemente en su influencia sobre las mareas, las cosechas y los ciclos femeninos. Además, representaba un elemento clave para registrar el paso del tiempo.

Esta primera Luna llena del año, “luna de lobo” lleva este nombre gracias a los nativos amerindios de los Estados Unidos, debido a que, en cada inicio de año, junto con la luna llena, aumentan los aullidos de los lobos fuera de las aldeas.


Los lobos aúllan para reunir su tribu o manada, para enviar una señal del emplazamiento de la manada, para avisar a otros lobos que se queden fuera del territorio de su tribu. Aunque asociemos a menudo los aullidos a la imagen de un lobo solitario, las manadas de lobos, aúllan frecuentemente en coro.


El lobo aporta un profundo sentimiento de fidelidad, de fuerza interior y de intuición. Tal como él, debemos atravesar fronteras y tomar riesgos e ir a menudo más allá de nuestros límites para madurar y crecer. En esta luna llena “luna de lobo” aprovechemos este momento para aullar con nuestra alma por el coraje y presencia espiritual de nuestras praderas internas y para el planeta.

Un abrazo en la mirada de un lobo.


José Luis Nuag





52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo